El concreto es el resultado de una mezcla de agua, arena, cemento y hormigón, que por su dureza y resistencia se ha convertido en uno de los materiales más usados para proyectos de construcción.


Con la evolución de este producto, los fabricantes han logrado crear diferentes líneas que ofrecen una amplia gama de características para optimizar el desempeño del concreto en función de la obra a realizar.


Entre los concretos más empleados podemos mencionar:


CONCRETO LIGERO

El concreto ligero cuenta con una densidad mucho menor al concreto normal por lo que ayuda a disminuir la carga muerta, incrementa el progreso de la construcción y comprime el costo de manipulación y transporte. El peso de la reconstrucción para cimientos es un factor de gran importancia, y este tipo de concreto es favorable para el hogar, industria, oficina, entre muchas construcciones más.


CONCRETO ALTA DENSIDAD

El concreto de alta densidad es un tipo de concreto pesado que cuenta con reactivos naturales muy pesados, como magnetita, barita, hierro y plomo. La densidad obtenida siempre dependerá del tipo de adicionado utilizado.

CONCRETO EN MASA

El concreto en masa se determina como cualquier espesor de concreto con extensiones lo suficientemente grandes como para pretender que se tomen las medidas necesarias. Este tipo de concreto se basa en la economía, la acción térmica, resistencia y durabilidad. Su característica notable es su comportamiento térmico, al hacer contacto con el agua donde logra desprender un calor fuerte por la reacción adquirida.


CONCRETO PREMEZCLADO

Este producto posee cemento y otros agregados adicionales para garantizar al usuario un buen rendimiento y firmeza. Una vez añadida en agua y otros elementos especiales se debe pasar por la planta central para luego ser enviada al lugar de construcción en grandes mezcladoras. La utilización de una mezcla de concreto de este tipo logra reducir la flexibilidad, tanto en la cadena de abastecimiento como en los elementos reales del concreto.


CONCRETO POLIMÉRICO

Este tipo de concreto es poroso y su esponjosidad se debe a los huecos de agua, aire o a otros elementos inseparables de la estructura de gel. Durante su aplicación, la disminución de la porosidad da como consecuencia un incremento en la resistencia del concreto.


CONCRETO DE VACÍO

Este concreto es vertido en una moldura que se encuentra equipada con una alfombra al vacío que elimina el agua o los elementos no necesarios para la colocación del concreto en esta moldura. Las imperfecciones elásticas y de convulsión son ampliamente mayores que en concretos de peso normal.


Para mayores informes sobre materiales para construcción y sus aplicaciones, comunícate con nuestros asesores.



Fuente: www.clasificacionde.org